Los mejores aceites para la piel grasa

Puede parecer contradictorio, pero utilizar aceites puede ser la mejor de las soluciones para los síntomas de la piel grasa. Los aceites pueden calmar tu piel y evitar que aparezcan brotes de espinillas y acné gracias a sus compuestos antiinflamatorios y antibacterianos.

Nos estamos refiriendo a aceites vegetales, de rápida absorción, que aunque parezca mentira, son capaces de sanar, proteger e hidratar tu piel sin dejar un aspecto graso ni oleaginoso. Contienen vitaminas, aminoácidos, minerales y antioxidantes que la piel absorbe y utiliza para nutrirse de una manera mucho más óptima.

Aceite para piel

Uno de los mayores errores en los que caen las personas con piel grasa es la utilización de productos agresivos que atacan y eliminan los aceites naturales de la propia piel. Lejos de solucionar el problema, refuerzan aún más el sistema de generación del sebo, irritando la zona, y contribuyendo a una mayor obstrucción de los poros.

Pero ojo, no hace falta que salgas corriendo a la cocina en busca del aceite de oliva. Algunos aceites son mejores que otros. A continuación vamos a tratar de explicar cuáles son los mejores y cuáles son sus propiedades para prevenir y reducir los síntomas de la piel grasa.

Aceite de jojoba:

El aceite jojoba es posiblemente el mejor de los aceites vegetales que puedes aplicar sobre tu piel si sufres de piel grasa. Antiguamente se utilizaba grasa de ballena para diferentes productos cosméticos. Desde los años 70, se prohibió su utilización, y la industria cosmética enseguida encontró un sustituto perfecto. El aceite de jojoba.

Las características de este aceite es que se comporta de una manera muy similar a la propia grasa natural de la piel.

Es capaz de absorberse muy rápidamente y penetrar de manera profunda. Cuando utilizamos este aceite sobre nuestra piel, instantáneamente comienza regularse la producción de sebo. Es como si nuestra piel se diera cuenta de que no necesita producir más grasa, encontrando un equilibrio perfecto.

Aceite de aloe vera:

Las propiedades del aloe vera son siempre conocidas y famosas por el cuidado de la piel. El aceite esencial de aloe vera resulta también muy curativo y calmante para reducir el enrojecimiento en la inflamación.

Además, su contenido en vitamina C, E y B, así como proteínas, aminoácidos, alantoína y betacaroteno… Permiten reparar la piel.

Aceite de geranio:

Los geranios una planta con propiedades cicatrizantes. Si alguna vez tienes una pequeña herida, puedes probar a cortar una hoja de geranio, aplastarla y aplicarla sobre la herida.

Su aceite, ayuda a regular la producción de sebo, por lo que resulta ideal para las pieles grasas y congestionadas.

También tiene la propiedad de estimular la circulación sanguínea y tensar la piel. Por lo que resulta un aceite muy eficaz para reducir las cicatrices del acné.

Aceite del árbol del té

Se trata de un aceite con poderosas propiedades anti bacterianas. Es capaz de calmar y tratar los granos y las espinillas.

Se recomienda combinar este aceite con otros aceites para diluirlo y que no esté tan concentrado. Generalmente se utiliza también aceite de eucalipto y lavanda, aunque se puede mezclar con otros aceites como el de jojoba para prevenir nuevas apariciones de.

El aceite del árbol de té es capaz de penetrar en la piel, limpiando los poros obstruidos al mismo tiempo que previene el crecimiento bacteriano.

Aceite de Ylang ylang

Muy apropiado para retener la humedad y reducir la presencia de espinillas en la piel. Este tipo de aceite también tiene la capacidad del equilibrar la producción del sebo natural, así como de desinflamar los granos y calmar la irritación.

Mejora la elasticidad de la piel y reduce las arrugas. Resulta un aceite muy beneficioso para las personas con piel grasa y con piel mixta que sufren de acné de manera habitual.

Ojo, no es tan beneficioso para el acné hormonal que suelen tener las personas jóvenes en edad de pubertad.

Aceite de mirra:

La mirra se caracteriza por sus propiedades antiinflamatorias y curativas de la piel. Aparte, puedes utilizarla como un producto anti envejecimiento ya que resulta muy beneficioso para tratar las arrugas y las imperfecciones que aparecen por el paso del tiempo.

Resulta un aceite también muy beneficioso para calmar las quemaduras y reducir la inflamación del eccema.

Aceite esencial de pachulí:

También se trata de un aceite con cualidades antiinflamatorias, antiséptico y astringente.

El aceite de pachulí se recomienda para reducir y eliminar las proliferaciones bacterianas que causan el acné, calmar las zonas inflamadas y reducir el tamaño de los poros.